Espacio HACHE presenta

INVITACION copia

Ideas para mantener las cosas simples
Nicholas Jackson

Propongo aproximarse a estas imágenes desde cinco posiciones:

1) Estamos frente a serigrafías que trabajan reduciendo, mediante capas de pintura, la superficie de imágenes anteriores. Se trata de una traducción que trabaja a partir del estampado de masas de color aisladas, reductoras, que movilizan lo original a un plano superficial.

2) Acá lo anterior fueron fotografías, imágenes donde el fuera de cuadro es fundamental, diría Dubois: pensarlo me acerca al fotógrafo, provoca que imagine sus posibles decisiones territoriales, su paradero y situación, las elecciones formales y técnicas que puso en funcionamiento.

3) Si nos apartamos de estas superficies, yendo más allá de su cuadratura indicial, me quedaría con Dewey para defender el papel de la intención en la experiencia original de Carlos: acá persona y objetos permearon umbrales sensibles, trascendiéndolos para dar paso al sentido; desde la nimiedad hogareña, pasajera, puede surgir un síntoma digno, defendible, valioso.

4) Entonces la voz de Figari, en cuanto a la aparición de un valor artístico, adquiere sentido en este punto: el arte, al margen del tipo de imágenes y técnicas que proyecta, e independientemente del contenido que pretende entregar, emerge desde ese re-hacer acciones para volverlas valiosas, inteligentes para ser precisos. Para el uruguayo la obra está donde eso se gesta, donde guía la necesidad de practicar maneras simples, pero distintas y personales.

5) No podría dejar de lado el color y el plano. El color como estupefaciente; la necesidad de aplanar como persecución de la vulgaridad y el límite.

CAMILO YÁÑEZ: EL RETORNO DEL MIEDO

EL RETORNO DEL MIEDO

LA_SEGUNDA_DIARIOS

 

 

 

El sitio del suceso

 

 

 El mejor lugar para ocultar algo, pensaba Edgar Allan Poe, es a la vista de todos. Esa premisa que acompaña a la literatura policial desde sus inicios, contiene en germen una alegoría de la lectura como caza del sentido oculto en la espesura del lenguaje. La versión extrema de esta idea remite a los adictos a las teorías conspirativas, que leen los diarios con la lupa de la paranoia, como si esos textos provisionales fueran mensajes cifrados o pantallas para encubrir los desechos tóxicos del poder.

Uno de esos lugares aparentemente anodinos y accesibles a todo el mundo, literalmente, son las páginas de los diarios. Auguste Dupin, el detective excéntrico que protagoniza los relatos de Poe que fundan el género policial, es capaz de resolver un caso sin siquiera visitar la escena del crimen, solo hojeando de modo selectivo los periódicos de París, con la agudeza perceptual y el talento para los indicios de quien sabe leer entre líneas, apartando de su vista el denso follaje gráfico de las palabras superfluas. El mismo Poe se jactaba de sus dotes para la criptografía; decía: puedo descifrar cualquier mensaje secreto. Sherlock Holmes se inscribe en esa tradición y así confirma el vínculo entre la lectura de los diarios como superficie de doble fondo, y la investigación de los asesinatos que asolan la ciudad moderna y desconciertan a la policía, sugiriendo la impotencia del Estado ante el laberinto de la sociedad de masas. De hecho, Holmes llevaba un álbum con recortes de la prensa de Londres, una fuente a la cual recurre en busca de pistas, a la manera del cazador del Neolítico que interpreta las huellas de la presa.

La lectura del diario como material de archivo representó la rutina más estable de Joaquín Edwards Bello, quien los abordaba cada mañana con una tijera en la mano, extrayendo de sus páginas la información que luego almacenaba y clasificaba según un sistema de categorías derivado de su curiosidad omnívora. Alguna vez habló de esa colección documental como su “obra maestra”, el trabajo de toda una vida en cuya osamenta se reconocían los rasgos del carácter excéntrico de su autor. Durante décadas, acudió a ese archivo para activar la producción industrial de sus crónicas semanales. Edwards Bello aseguraba que los diarios eran igual a un paisaje, por cuya geografía paseaba la vista a la caza de fenómenos raros.

 Dos usos del periódico, entonces. Primero, como lugar donde rastrear al criminal emboscado en la masa urbana como garante de anonimato. Luego, como base de un inventario cuya finalidad es agarrar al vuelo la proliferante diversidad del mundo y los residuos de la historia, pero sin ahogarse bajo el alud de información que a diario amenaza con sepultarnos.

 Ninguno de esos usos ha perdido actualidad, incluso si han experimentado desplazamientos. Tempranamente, la literatura policial equiparó al reportero con el detective, aun en la narrativa chilena del Centenario. Ese personaje anfibio traduce la importancia de la prensa (sede de la crónica roja, versión alternativa del parte policial) como motor de la investigación criminal. En la línea de trabajo de Edwards Bello, tampoco ha declinado la práctica del recorte como principio de montaje ligado a la producción de archivos. Ambos usos suponen la existencia de la ciudad como lugar físico; ambos usos además participan, por medio del lenguaje, en la incesante reelaboración de la ciudad como imaginario.

Manuel Vicuña

Santiago de Chile, Agosto 2015

FONDO

IMG_1637_AJUSTADO_FONDO

Palabras y Manchas

Hay un proverbio árabe que dice, El hombre es amo de lo que calla, y esclavo de lo que dice. El martes 09 de Septiembre de 2014 el diario La Segunda publicó el titular El retorno del miedo para cubrir la noticia vinculada al estallido de un artefacto explosivo en el Estación de Metro Escuela Militar.

 A partir de ese momento empecé a leer aquel periódico con cierta periodicidad buscando en las noticias, la editorial, los artículos y las entrevistas las paradojas y el sin sentido del lenguaje diario cuya historia se remonta a titulares como Exterminados como Ratones o No hay tales desaparecidos.

Durante el último año la crisis política local ha exacerbado el uso del lenguaje, de la palabra, de la idea fuerza, la cuña o el titular. Escribir en 140 caracteres ha simplificado todo. Diversos líderes y personalidades han dado declaraciones que terminan manoseando el lenguaje, transformando ideas profundas en conceptos livianos, efímeros y de consumo. Nuestra lengua, nuestras palabras han entrado en una zona líquida llena de descompromiso y contra sentido.

Frases como ideológicamente falso, a veces hay que cerrar los ojos, o persona expuesta políticamente, han poblado las páginas de los diarios construyendo un campo semántico que intenta explicar lo inexplicable, son palabras vacías sobre la ingobernabilidad en un mundo individual y sin utopía.

 Luego de un año y medio de leer y mirar he seleccionado 13 frases distintas. Son frases de políticos, sindicalistas, ex agentes de la CNI, filósofos, ministros, y lideres de opinión que hablan a la velocidad de la contingencia. Trozos de textos, fragmentos de declaraciones y micro ideas son extraídas y descontextualizadas por medio de la impresión serigráfica. Son textos que se miran, textos que estimulan por medio de un significante gráfico. Las serigrafías son un espacio donde la palabra y la mancha se enfrentan intentando esclarecer algún sentido. La seducción visual es frenada de golpe por la paradoja que las palabras entregan.

 Cada copia que forma parte del centenar impreso monográficamente, está firmada con el nombre del periódico, el día y página de donde fue extraída cada frase. Una anotación que funciona a modo de  vestigio gráfico que conecta al  archivo con  el acontecer diario que escribe la historia de Chile.

 

Camilo Yáñez

Santiago de Chile, Agosto 2015

AJUSTE_IMG_1688AJUSTE_IMG_1793

AJUSTE_IMG_1668

IMG_1812

IMG_1799

EL RANCHITO. PROGRAMA DE RESIDENCIAS MATADERO MADRID – AECID | CHILE – PUERTO RICO

EL RANCHITO. PROGRAMA DE RESIDENCIAS MATADERO MADRID – AECID | CHILE – PUERTO RICO

Por ARTISHOCK el Abr 28, 2015 • 6:17 PM

http://www.artishock.cl/2015/04/el-ranchito-programa-de-residencias-matadero-madrid-aecid-chile-puerto-rico/

Matadero Madrid, la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID), Beta Local de Puerto Rico y el Centro Cultural de España en Santiago de Chile inauguran el próximo jueves 30 de abrilDetener / Continuar, la presentación pública de resultados de El Ranchito, programa de residencias Matadero Madrid – AECID, con Chile y Puerto Rico como invitados.

En esta ocasión, los artistas seleccionados por convocatoria pública son los españoles Irene de Andrés y Acción Cultural El Solar, que completarán el intercambio en Beta Local de Puerto Rico, Pepe Murciego y Quiela Nuc + Raúl Querido, que viajarán al Centro Cultural de España en Santiago de Chile. Además, participan los puertorriqueños Alana Iturralde y Joel Rodríguez, así como los chilenos Patricia Domínguez y Javier Rodríguez.

Tras cinco semanas de trabajo a puerta cerrada en el espacio de residencias de la Nave 16 de Matadero Madrid, los artistas presentan públicamente sus resultados del 30 de abril al 17 de mayo próximos, en formato expositivo. Las propuestas de los artistas utilizan medios que van desde el videozine hasta el dibujo, la publicación experimental, el sonido, la instalación, o la fotografía.

El programa de residencias El Ranchito ofrece espacios de trabajo y residencia a artistas, arquitectos, comisarios, pensadores y otros productores culturales. Durante el periodo de residencia, artistas de diversas disciplinas y nacionalidades compaginan su trabajo individual con la creación de una comunidad artística en el espacio abierto y compartido de la Nave 16 de Matadero Madrid. Las residencias se estructuran en tres períodos definidos que varían entre seis semanas y tres meses de residencia común, seguido de una presentación pública de los resultados de dicha convivencia y una estancia en el país de intercambio gracias a la colaboración de AECID.

Los artistas y sus proyectos

Javier Rodríguez (CL): Caminantes utiliza el documental gráfico como parte de una investigación que une dos imaginarios, el del mal y el de los medias, cuestionando en particular los imaginarios construidos por la prensa sobre el inmigrante negro (el africano en España y el centroamericano en Chile): un oscuro inmigrante con la ropa vieja y rota, acento extraño y mirada perdida que deambula sin rumbo.

Patricia Domínguez (CL): Los ojos serán lo último en pixelarse es un proyecto compuesto por video-instalaciones que rastrean y actualizan la imagen latinoamericana del conquistador español y su caballo, tratando de manera simbólica las relaciones de dominación y liberación en relación a la historia de moldeamiento cultural entre España y Chile.

Quiela Nuc + Raúl Querido (ESP): DM693. 10693,19 km es la distancia entre Madrid y Santiago de Chile.DM693 es un proyecto multidisciplinar que busca subrayar la cercanía cultural entre España y Chile a través de la importancia y el efecto multiplicador de las actividades autogestionadas en el ámbito musical y audiovisual en el ahora.

Pepe Murciego (ESP): Perspectiva Caballera es una recogida horizontal de las historias que rodean a la estatua ecuestre situada en la Plaza de Armas de Santiago, junto al kilómetro cero de Chile, eminentemente familiares para el artista e irremediablemente históricas para otros. El proyecto cristaliza en la edición de un fanzín experimental, que de algún modo tendrá también una importante pata apoyada en el arte de acción.

Alana Iturralde (PR): Manifiesto de fragilidad es un trabajo en el que Iturralde trabaja en el teñido de telas, la costura​,​ el dibujo​ y algunos ensamblajes sencillos de menor escala, áreas dedicadas enteramente a la exploración y confección de las obras a presentar en su proyecto final.

Joel Rodríguez Vargas (PR): El margen de la música es un proyecto de experimentación sonora que explora sonidos periféricos relacionados con el entorno musical madrileño. Este sonido que no forma parte del conjunto de canciones en una presentación es audio que se pierde; partes que remiten a canciones del set del artista, acordes al azar, un golpe de batería para probar un bombo o snare, un rumbero probando sus congas, un sintetizador siendo ajustado, etc. También presentará su proyecto musical Joelito el de Magueyes, en el cual trabaja con sintetizadores, samplers y guitarra eléctrica con pedales creando texturas y capas de sonido que van cambiando de manera aleatoria.

Irene de Andrés (ESP): El Segundo Viaje es un proyecto que gira en torno a la idea de paraíso hoy, definido como una playa con palmeras, agua cristalina y arena blanca. El proyecto se centra en la estrecha relación entre turismo y colonialismo a través de la exploración documental, visual y fotográfica de la construcción contemporánea del paraíso, profundizando en la relación entre el turismo contemporáneo y la conquista de Cristóbal Colón.

Asociación Cultural SOLAR (ESP): SOLAR es una asociación cultural sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es conectar la cultura con la ciudadanía, generar nuevas conversaciones y fomentar la creación artística. La propuesta de Solar, Diagrama, no se concibe como un ciclo de trabajo cerrado sino como el germen de un contexto que favorezca el desarrollo de futuros proyectos, todos ellos como extensión y resultado de los procesos de investigación y producción que se inicien y desarrollen durante la residencia.

Javier Rodríguez, Caminantes I: La historia de Lamine Sarr (detalle), 2015, grafito sobre papel. Cortesía del artista y Matadero Madrid

Javier Rodríguez, Caminantes I: La historia de Lamine Sarr (detalle), 2015, grafito sobre papel. Cortesía del artista y Matadero Madrid

 Patricia Domínguez, Los ojos serán lo último en pixelarse, 2015, fotomontaje. Cortesía de la artista y Matadero Madrid

Patricia Domínguez, Los ojos serán lo último en pixelarse, 2015, fotomontaje. Cortesía de la artista y Matadero Madrid